Como carvar calabazas para Halloween. Ideas para hacer con niños

Aunque Halloween es una fiesta relativamente nueva y que hemos adoptado de otros países, me parece que tiene su punto para festejarla con los pequeños de la casa, creo que es ideal para quitarle un poco de hierro al tema de los monstruos y los fantasmas y sobre todo, en los tiempos que corren, podemos aprovechar para hacer algo divertido en casa.

Nosotros estuvimos decorando nuestras propias calabazas de Halloween la semana pasada, es algo que Lucas nos llevaba pidiendo semanas y estos días de atrás en los que ha hecho mal tiempo y no hemos podido salir mucho de casa, hemos aprovechado para hacer actividades en familia relacionadas con el Otoño y sus festividades.

Carvar calabazas es muy sencillo, solo necesitáis las calabazas, un cuchillo o puntilla que esté bien afilada, una cuchara para vaciarlas y un rotulador o lápiz para dibujar las facciones de la cara espeluznante que hayáis elegido.

Os recomiendo que antes de comenzar la actividad lo tengáis todo preparado, para que así los pequeños puedan ver y hacerse una idea de lo que va a suceder. Si los niños son muy pequeños, como es nuestro caso, será el adulto en todo momento quién manejará la puntilla para hacer el carvado, pero no os preocupéis, que los pequeños podrán intervenir de muchas otras maneras.

En primer lugar, haremos una abertura en la parte superior de la calabaza para quitar “el sombrerito”, y después procederemos a vaciarla, retirando con una cuchara las pipas y la pulpa. Aquí es donde Lucas y Claudia se divirtieron más, primero olieron las calabazas, nos ayudaron a vaciarlas con una cuchara y separaron en boles la pulpa de las pipas, incluso se atrevieron a probarla.

Después yo, con una cuchara, me encargué de raspar bien las paredes de la calabaza por dentro, para retirar bien todos los restos de pulpa; con un rotulador, dibujamos los ojos, la nariz y la boca de las calabazas, aquí también podemos hacer partícipes a los niños y nos sorprenderán con ideas divertidísimas, y por último el chico barbudo se encargó de carvarlas con mucho cuidado con la puntilla. Para quitar los restos de tinta, si os ha quedado algo, solo tenéis que humececer un algodoncito con alcohol (o gel hidroalcochólico, que seguro que tenéis millones de botes por casa) y pasarlo suavemente hasta que se elimine.

Para evitar que las calabazas se pudran demasiado rápido, podemos rociarlas con laca por dentro, eso hará que se cree una película y se conserven durante más tiempo.

Para hacer esta actividad os recomiendo que compréis el tipo de calabaza que veis en la foto, porque tienen la piel más blanda y os será mucho más sencillo a la hora de hacer el dibujo.

En cuanto a los usos que le dimos al relleno de la calabaza, os diré que no es una calabaza con demasiado sabor así que no merece la pena usar la pulpa para una crema, pero si por ejemplo para un bizcocho, y eso fue lo que hicimos, un pastel de calabaza que nos quedó jugoso y riquísimo.

Las pipas también las aprovechamos, las lavamos bien, las dejamos secar estiradas en una bandeja, y después las tostamos el el horno, y nos han servido de snack saludable durante estos días, Lucas es un devorador de pipas, ¡Le encantan!

Para terminar, solo deciros que merece mucho la pena hacer estas propuestas con ellos, es un rato agradable que pasamos en familia, trabajamos con las manos, los que nos ayuda a mantener la calma y la concentración y nos mantiene alejados de las pantallas, además el resultado es fantástico y a ellos les hace muy felices, para muestra un botón…

¡¡Happy Halloween!!

Cuentos para el día del libro

_MG_5118.CR2

Este año, sin duda, el día del libro va a ser muy diferente, y es que ahora más que nunca, viajar con la imaginación cobra un sentido especial, por ello os animo a que aprovechéis este confinamiento para leer todo lo posible y para hacer de vuestros hijos, pequeños lectores.

En casa nos gusta mucho leer, nos gusta soñar, y como ya sabéis por lo que os he contado en otras ocasiones, soy una enamorada de los cuentos, y me gusta inculcarle a mis pequeños el amor por la lectura.

Actualmente gozamos de una gran colección de cuentos en casa, y en esta semana tan mágica, en la que los libros cobran vida, he querido hacer una selección de algunos de los títulos que más nos gustan, y que nos están acompañando en estos días de estar mucho tiempo en casa. ¡Espero que os gusten!

All the World

_MG_5125.CR2

Este ha sido una reciente incorporación a nuestra biblioteca, nos los dejaron los sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente, en casa de una muy buena amiga nuestra y ahora lo leemos casi cada noche. Tiene poco texto, pero sus imágenes te hacen transportarte a cada lugar que aparece en sus páginas, la montaña, la playa, un huerto, la lluvia en mitad de la noche…

_MG_5131.CR2

Habla de la cotidianidad de la vida, por ejemplo, coger una concha para guardar, recoger fruta para hacer mermelada, tomar una sopa en un restaurante… Cosas que en el día a día quizá hacemos sin darnos cuenta pero que ahora mismo estamos aprendiendo a valorar a la fuerza.

_MG_5128.CR2

Es en inglés, pero es muy sencillo de leer, y como os digo no tiene apenas letras.

Todos sois mis favoritos

_MG_5095.CR2

Un cuento lleno de valores, perfecto para la llegada de un hermanito a la familia. En el, cada uno de los bebés osos, se preguntan si sus otros hermanos serán mejores que el, y papá y mamá oso les explican porque los tres son los bebés osos más maravillosos del mundo.

Gnoma

_MG_5110.CR2

Este cuento es sin duda uno de los más originales que tenemos, y es que está sacado de un espectáculo de marionetas que hay en Barcelona al que sin duda, cuando tengamos ocasión, nos encantaría poder ir.

_MG_5103.CR2

La historia trata de dos amigas que se quieren mucho y deciden irse a vivir juntas, pero cuando lo hacen, descubren que tienen sus diferencias.

Mamá

_MG_5096.CR2

Un poema que plasma la maternidad desde un enfoque artístico, con exuberantes ilustraciones donde la naturaleza está presente de principio a fin.

_MG_5097.CR2

Este cuento en un principio lo compré para mi, pero se lo he leído a mi hijo mayor varias veces y le hace despertar su curiosidad, siempre me hace preguntas sobre como fue cuando el nació o si el estuvo dentro de mi barriga.

Las aventuras de bellota, avellanita y castañita

_MG_5115.CR2

Los cuentos de Elsa Beskow, escritora e ilustradora sueca, son sin duda de mis preferidos. Sus libros son auténticas joyas que bien merecen estar en cualquier biblioteca infantil.

_MG_5145.CR2Sus historias son dulces, llenas de valores y a la vez fantasiosas, normalmente protagonizadas por niños que resuelven sus problemas de forma autónoma y siempre en contacto con la naturaleza.

En esta historia Bellota y Avellanita se pierden en el bosque cuando, buscando bellotas, se los lleva el viento. Es un cuento largo, que nosotros contábamos poco a poco al principio, pero que ahora, ya con 4 años, contamos del tirón y nos encanta.

Tenemos otros libros de la misma autora como “los niños del bosque” o “el huevo del sol” y son igual de preciosos y recomendables.

La princesa rebelde

_MG_5107.CR2

La princesa rebelde es un cuento sin estereotipos, en el que la princesa Susana no es una princesa “al uso”, refinada y elegante, lleva playeras, juega con su yoyó, y no le gusta estar encerrada en una torre, quiere ver mundo y vivir aventuras. Es muy divertido pero no lo recomendaría para niños menores de 4 años.

Un año alrededor del gran roble

_MG_5113.CR2

Un cuento precioso y lleno de naturaleza, en el que unos niños van a casa de su primo Roberto por vacaciones, que vive en medio del bosque y quien decide enseñarles un roble de más de 300 años.

El libro nos hace un recorrido a través de las estaciones, mostrándonos diferentes especies tanto de fauna como de flora, que podemos encontrar en contacto con la naturaleza.

Si tenéis hijos aventureros e interesados por los animales y las plantas, lo recomiendo totalmente.

Gerda Muller, su autora también nos gusta mucho, tiene cuentos muy en conexión con el mundo natural, como los de la serie “Primavera, verano, otoño, invierno” de la pedagogía Waldorf, que ya os he enseñado en Instagram en alguna ocasión y que además de bonitos estimulan la imaginación del niño, ya que no tienen letras, únicamente son cuentos con imágenes, ¡Pero que imágenes!

La maceta encantada

_MG_5116.CR2

Descubrí a la ilustradora Esther Gili durante mi primer embarazo y desde entonces no he dejado de leer sus historias llenas de magia.

Este cuento, La maceta encantada, es una historia muy bonita de dos primos que van a casa de su tía Celia, quien está a punto de arruinarse y con ayuda de una criatura mágica que encuentran en el bosque logran su objetivo.

Merecen mucho la pena sus cuentos, por la belleza que se esconde entre sus páginas y los preciosos mensajes que transmite en cada uno.

A first book of nature

_MG_5135.CR2

Este cuento también nos hace un viaje por las cuatro estaciones, parándose en cada detalle de cada una de ellas.

_MG_5141.CR2

Que yo sepa no está traducido al español, pero merece mucho la pena, es de lectura fácil y a los niños les encanta, por cada elemento que aparece en sus páginas, desde animales, flores, frutos… en definitiva un libro precioso para tener muy a mano estos días y recrearse viendo sus dibujos sobre paisajes, animales y plantas.

Y como no todo iban a ser cuentos, os he querido traer también una pequeña selección de libros que yo he leído últimamente y que me han gustado especialmente.

Mindfulness en la vida cotidiana

_MG_5149.CR2

Es un libro que me ha ayudado mucho a conectar conmigo misma y a aprender a parar justo en el momento en que lo necesitaba.

Hoy en día, libros de mindfulness hay muchos, y yo he leído alguno que otro, pero este me ha gustado especialmente. Me parece muy apropiado para leer en la situación en la que nos encontramos, a si que, si tenéis la opción de poder adquirirlo en alguna librería de vuestro barrio en la que os lo manden a casa, no dejéis de hacerlo, así también de paso, contribuimos con el comercio local, que en estos momentos se está viendo muy afectado.

Hygge

_MG_5150.CR2

Este lo leí hace ya tiempo pero es un libro ameno y entretenido, lleno de curiosidades y con mucha energía positiva, además de inspirador. Se centra mucho en el hogar, que es el núcleo de  la vida danesa y nos habla mucho de ese estilo nórdico que está tan de moda en la actualidad. Además está muy buen maquetado, tiene imágenes bonitas y algunas recetas.

Algunos títulos para padres

_MG_5153.CR2

También me gustaría compartir con vosotros algunos libros para padres y madres, que creo que son interesantes de leer si tienes hijos, “el cerebro del niño explicado a los padres”, y “el niño bien equilibrado”. El primero es perfecto para entender el funcionamiento del cerebro de nuestros hijos, un libro muy bien estructurado que se divide en cuatro partes: fundamentos, herramientas, inteligencia emocional y potenciar el cerebro intelectual. Es muy cercano, sin duda lo recomiendo para tener en la mesilla de noche; y el segundo tengo que decir que me ha cautivado, nos habla de como los procesos físicos durante la primera infancia influyen en el aprendizaje del niño y en el desarrollo emocional, y nos da las claves para proporcionar el mejor entorno para poder crecer a nuestros hijos. Además al final del libro vienen propuestas de actividades y cuentos para realizar con ellos.

_MG_5147.CR2

Para terminar os muestro estos dos libros de la pedagogía Montessori, con actividades para la vida práctica, guiando y acompañando al niño a trabajar a nuestro lado, fomentando su independencia y concentración. Son ideales para estos días en el hogar en los que podemos realizar aprendizajes más profundos, más allá de la escuela.

¡Pues hasta aquí mi selección para el día del libro, espero que os haya gustado y os deseo unas felices lecturas!

Cuentos para entender mejor las rutinas

_MG_3399.CR2

Hoy me gustaría compartir con vosotros algunos de los cuentos que nos han ayudado en casa a interiorizar mejor las rutinas.

En nuestra casa, vemos los cuentos como un recurso muy importante para que los más pequeños aprendan o comiencen a interesarse por cosas nuevas. Además a Lucas y a Claudia les encantan, sobre todo a Lucas que ya es más consciente y disfruta más de las historias que esconde cada página que le contamos.

Hace ya casi dos años, desde Febrero de 2018 para ser exactos, conseguimos que Lucas empezará a dormir sólo en su camita, es verdad que eso no ocurrió hasta que no dejó por si solo el pecho, que fue más o menos cuando cumplió los dos años, pero los cuentos y las rutinas que poco a poco fuimos adoptando antes de dormir nos ayudaron muchísimo.

Cada noche hacemos el mismo ritual, cuando terminamos de cenar, nos lavamos los dientes, contamos un cuento con una luz bajita en la cama, tomamos un vaso calentito de leche vegetal y nos dormimos.

Un besito y a dormir

_MG_3504.CR2

Este cuento de la editorial Combel, “Un besito y a dormir”, lo llevamos contando desde hace mucho tiempo, y a Lucas le gusta mucho, de hecho, hemos adoptado la frase como nuestra para todas las noches antes de cerrar los ojos. Es un libro muy ingenioso con muñequitos y accesorios de cartón (que recomiendo mucho plastificar para que duren más tiempo), en el que los “dudus”, que son los protagonistas de la historia, tienen que lavarse los dientes antes de dormir, limpiarse las manos, beber agua o abrazar a su osito favorito. Se trata de un cuento de juego simbólico que viene muy bien para que ellos aprendan su rutina a través del cuento, haciendo con los muñecos, lo mismo que nosotros hacemos con ellos.

Hay otros títulos de esta colección como “Al agua patos” para la hora del baño, o “una cucharadita” para el momento de la comida.

¿Puedo mirar tu pañal?

_MG_3435.CR2

“¿Puedo mirar tu pañal?” es un cuento muy divertido de un ratón muy travieso que va mirando las cacas que hay dentro del pañal de todos sus amigos, una liebre, un cerdo, un caballo o una vaca, y cuando termina de revisar los excrementos de todos los animales, estos le piden también ver su pañal, con la sorpresa de que está vació, ¡Claro! ¡Porque ratón hace caca en el orinal! Es un libro de solapas, en el que el niño puede ir bajando el pañal de todos los animales a medida que avanza el cuento, lo que a los pequeños les resulta ameno y divertido. A nosotros nos vino muy bien en una etapa que tuvimos en la que Lucas se sentaba todos los días en el orinal nada más levantarse, es como que el cuento le alentaba a hacerlo, y ahora de nuevo retomamos este cuento para leerselo a Claudia y que vaya familiarizándose con el orinal, aunque todavía no lo está usando.

Todos hacemos pipí

Otro cuento muy divertido para abordar el tema del pañal es “Todos hacemos pipí”, en el que van apareciendo los pipís de diferentes animales como el camello, la vaca, el perro o el lagarto, el hecho de que salgan animales siempre es un plus para los cuentos, porque les encantan.

_MG_3439.CR2

Con este nos partimos de risa en casa, Lucas todavía lo sigue pidiendo algunas noches, a pesar de no llevar ya pañal, pero le sigue resultando muy divertido.

Buenas noches Caillou

_MG_3443.CR2

En casa somos muy fans de Caillou, vemos los dibujos porque son respetuosos, tranquilos y con temas muy del día a día, así que cuando este cuento cayó en nuestras manos nos pusimos muy contentos. No podría contabilizar las veces que lo hemos leído.

En el  se narrá la historia de  la rutina que tiene Caillou antes de ir a dormir, de como su madre va a dormir a su hermanita Rosie, mientras Caillou juega con su padre, después se lava los dientes, su padre le lee un cuento en la cama y le dejan acostado para que se duerma.

Es un cuento que además resulta ideal para que los mayores comprendan el momento en el que la mamá tiene que ir a dormir al hermano pequeño y no se sientan “abandonados”.

Todos bostezan

_MG_3445.CR2

Los cuentos con solapas siempre son un acierto, este además es muy rápido de contar, por lo que es una opción muy buena para antes de dormir, si no queremos alargar mucho este momento.

Os podéis imaginar lo que gusta este, animales+solapas es igual a diversión asegurada.

En cada página vamos viendo como bostezan los distintos animales, el cocodrilo, el buho, el cerdo, la serpiente o el mapache, hasta que finalmente se duermen.

Pues hasta aquí la selección de cuentos de hoy, espero que os haya gustado, a nosotros nos funcionan muy bien para interiorizar las rutinas además de que “un niño que lee es un adulto que piensa”.

¡Feliz Martes!

Risotto de hongos

Captura de pantalla 2017-11-27 a las 16.47.23
¡Adoro el Otoño!
Sus setas, sus trufas, sus bellotas, sus castañas…
Me encanta esta estación que nos trae grandes tesoros culinarios, además de bellos colores.
Hace poco, en nuestra escapadita al campo, estuvimos buscando setas en familia, algo que me encanta desde bien pequeña.
Mis padres me enseñaron a reconocer este tipo de setas, a las  que se conoce como Hongos, que crecen por nuestras praderas, en los alrededores de nuestra casa de campo, y desde entonces, cada Otoño, salimos juntos a buscarlas para luego cocinar algo suculento con ellas, porque realmente su sabor es inigualable.
Este Otoño no ha sido muy bueno para las setas, porque  no ha llovido apenas y ha hecho calor, por lo que los campos no están plagados.
Pero tuvimos la suerte de que cuando nosotros fuimos al campo, llovío dos días e hizo calorcito, por lo que pudimos llenar una cestita que nos llegó para darnos algún que otro caprichillo culinario.

Con ellas hicimos un risotto que quedo bien bueno, os dejo la receta para que probéis con las setas que más os gusten.

Captura de pantalla 2017-11-27 a las 16.47.58

RISOTTO DE HONGOS

INGREDIENTES:
(Para 4 personas)

Aceite de oliva virgen extra

1 puerro
1 cebolla
2 dientes de ajo
150 gr. de hongos
150 ml. de vino blanco
4 puñados de arroz redondo(1 por persona)
Caldo de verduras o de pollo

Para terminar:

Aceite de trufa blanca
100 gr. de mantequilla
150gr. Queso parmesano rallado

Captura de pantalla 2017-11-27 a las 16.47.41.png

PREPARACIÓN:

Ponemos el aceite de oliva a calentar en una olla y cuando esté caliente, añadimos la cebolla cortada fina junto con el puerro. Añadimos una pizca de sal y esperamos a que se poche.

Cuando la cebolla y el puerro estén translúcidos y hayan sudado un poco, añadimos el ajo muy picado, revolvemos un poco, y cuando empiece a soltar su aroma añadimos los hongos, cortados en trocitos, damos un par de vueltas y seguidamente añadimos el arroz, lo rehogamos unos segundos e incorporamos el vino blanco.

Dejamos cocer unos minutos hasta que se evapore el alcochol y vamos añadiendo caldo poco a poco hasta que cubra el arroz.

Captura de pantalla 2017-11-27 a las 16.48.28

Debemos ir añadiendo el caldo poco a poco durante los 18-20 minutos que durará la cocción del arroz, cuando veamos que se va evaporando, vamos añadiendo más.

Cuando el grano esté cocinado, probablemente a los 18 minutos (lo probaremos para saberlo), apartamos la olla del fuego, añadimos los 100 gr. de mantequilla en cubitos, el queso parmesano,  rectificamos de sal si fuera necesario y mezclamos bien.

Por último lo servimos en los platos y añadimos unas gotas de aceite de trufa por encima.

¡¡Listo para comer!!

Planes con niños en Madrid

IMG_7236

Escribo esta entrada el día de mi cumpleaños, para regalarme un momento para mi, escribiendo, haciendo una de las cosas que más me gustan, aunque sea de madrugada.

Este fin de semana ha sido genial, hemos descubierto muchos sitios nuevos muy interesantes para disfrutar en familia, pero sobretodo muy adaptados para el momento en que nos encontramos con Lucas.

IMG_7252

Lucas tiene 21 meses, y como cualquier bebé de su edad está en una etapa de mucha energía, de descubrir cosas, de constante aprendizaje, y es ahora más que nunca cuando necesita muchos estímulos, correr, cansarse, conocer…

IMG_7256

Si estamos mucho tiempo en casa notamos que se cansa de estar en el mismo sitio y de jugar con sus juguetes de siempre, por lo que intentamos, sobretodo los fines de semana, movernos a  investigar sitios nuevos donde nos sintamos cómodos y donde Lucas pueda moverse a su aire, porque lo de ir a comer a un restaurante “normal” o tomar un café en una cafetería de las de antes, ya no es una opción en nuestro día a día.

IMG_7247

El primer sitio del que os quiero hablar es Alayuela, un espacio situado en el norte de Madrid, que reúne por un lado cafetería, en la que podemos disfrutar de un desayuno, un delicioso brunch casero o una merienda, mientras nuestros peques dejan volar su imaginación en la amplísima zona de juegos, que consta de diferentes espacios, un rincón de lectura, un columpio, una pizarra imantada, además de una cuidada selección de juguetes de diferentes materiales.

IMG_7262

Nosotros fuimos a desayunar, y mientras los peques jugaban nosotras nos tomamos un zumo de frutas con unas tostadas de aceite y aguacate riquísimas, además estuvimos viendo su carta de Brunch, que por 14,50€, tiene una oferta buenísima que se compone de bagel (con patatas y ensalada) o gofres de huevo, muesli a elegir y muffins, además de una bebida de tu elección.

El espacio está muy bien pensado, ya que, además de mesas repartidas por todo el local, tienen una barra justo encima de la zona de juegos donde puedes tomarte algo teniendo vigilados a los pequeñitos en todo momento.

Los niños pagan 4€ de suplemento por disfrutar del espacio, pero merece la pena, ya que todo está muy bien conservado y tienen una cuidada selección de materiales y juegos para disfrutar.

El local dispone de cambiador de bebés, aseo para minusválidos, y de baños adaptados para niños con wc y lavabo de su estatura, lo que se agradece muchísimo.

En Alayuela también organizan talleres y actividades, desde cuentacuentos, yoga en familia, charlas… y si te animas te preparan tu celebración a medida. En definitiva, una opción excelente para comenzar o terminar el fin de semana.

IMG_7269

Muy cerquita, situada también en el barrio de Montecarmelo, nos encontramos con Fundaland, una fundación sin ánimo de lucro que destina todos sus beneficios a niños con discapacidades. Es un espacio único y maravilloso, en un entorno privilegiado, todo muy verde, en plena naturaleza, como ellos mismos se definen, un parque de ocio infantil con una amplia oferta de deportes, talleres y actividades (cursos de cocina, charlas, gymkanas, teatro, actividades para bebés de 0 a 3 años, etc).

IMG_7278

Nosotros nos acercamos después de tomar el rico desayuno en Alayuela, dimos un paseo por allí y conocimos sus instalaciones, esa mañana tenían un curso de cocina para niños a partir de 4 años y teatro que hacen al aire libre.

IMG_7304

Después tuvimos la suerte de conocer su mercadillo de productos de proximidad, que creo organizan una vez al mes, donde venden desde frutas y verduras, quesos, panes hasta productos de cosmética natural. Probamos unas croquetas de un puesto que estaban deliciosas y dimos un paseo por los huertos que ellos mismos cultivan.

IMG_7296

También tienen pistas de futbol, tenis y de paddle, por lo que también hay cabida para los más mayores.

Tienen actividades tanto para la semana como en fin de semana, que se pueden consultar en su página web, abajo os dejo toda la info por si os interesa, pero de verdad es un plan que os recomiendo muchísimo, para disfrutar toda la familia.

Fundaland tiene unas instalaciones amplísimas y muy cuidadas, también disponen de baños adaptados para minusválidos con cambiador de bebés, disponen de un parking público en el que al entrar te piden un euro como voluntad, que no es obligatorio dar, pero ya que va destinado a la fundación si es recomendable, nosotros lo dimos porque un euro no cuesta nada, además de una cafetería donde tomarte un pinchito si después del paseo estás un poco cansado.

IMG_7315

ALAYUELA

Avda. Monasterio del Escorial, 10-12

esquina Avda. Santuario de Valverde

28049 Madrid

Talleres e Información: 910 133 755 / 657 542 276
Cafetería: 910 406 161

www.alayuela.com

FUNDALAND

Calle del Monasterio de Las Huelgas, 15

28049 Madrid

Teléfono: 912000333

www.fundaland.es

Crema de invierno de hinojo y espinacas

crema de invierno de hinojo y espinacas

Aunque ahora lo podemos encontrar casi siempre en los supermercados practicamente en todas las épocas de año, es ahora en Noviembre cuando comienza la temporada real del hinojo.

Yo prefiero cocinar con alimentos de temporada y si son locales mucho mejor, además siempre serán más baratos en el super que los que no están en tiempo, o los que vienen de fuera, pero he de reconocer que no siempre se puede y que uno se acaba cansando de cocinar siempre con los mismos ingredientes.

A mi me encanta el hinojo y su particular sabor anisado, por eso, he decidido preparar esta rica crema para variar un poco en nuestro abanico de sabores.

El hinojo es un bulbo, que como digo, tiene un peculiar sabor a anís, y del que sobre todo se utiliza su parte blanca, aunque la verde también es muy aromática y la podemos usar en muchas preparaciones.

Para esta receta solo he utilizado medio bulbo porque aporta mucho sabor, pero combinado con las espinacas y la patata queda un resultado delicioso.

Es una crema muy ligera, a la que la patata le aporta una textura muy suave.

Os animo a que la preparéis ahora que parece que ya viene el frío invernal, porque es muy reconfortante y os ayudará a mantener el cuerpo caliente.

Además el hinojo es muy calmante y digestivo, ¡ideal para una cena nada pesada!

CREMA DE INVIERNO DE HINOJO Y ESPINACAS

INGREDIENTES:
(Para 2-3 personas)

1 cebolla medianita
Medio bulbo de hinojo
1/2 cucharadita de cilantro molido
1/2 cucharadita de semillas de hinojo
1 patata pequeña
1 taza de espinacas
500 ml. de caldo de pollo
Sal, pimienta
1 cucharada de crema vegetal (o queso batido 0%MG)

Unas hojas de espinaca para decorar

PREPARACIÓN:

Ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una cacerola y cuando este caliente sofreímos unos minutos la cebolla y el hinojo. Añadir una pizca de sal y pimienta recién molida.

Añadimos el cilantro molido y las semillas de hinojo y revolvemos con una cuchara.

Incorporamos la patata laminada y las espinacas, dejamos cocinar uno o dos minutos más y añadimos el caldo de pollo.

Dejamos cocinar todo durante 25-30 minutos o hasta que la patata esté tierna.

Triturar todo con la batidora y añadir una cucharada de crema vegetal o queso batido 0%MG, yo uso el de la marca Pastoret porque es mi favorito, el sabor es mucho más rico que el de otras marcas (y nadie me paga para que diga esto :D).

Servir con unas hojas de espinaca fresca por encima y un chorrito de aceite si lo deseamos.

¡¡Espero que os haya gustado la receta y que paséis un buen fin de semana!!